son%cc%83adora

Los “Cuidadores de la Tierra”, chamanes Indios de Norte America, los Aborígenes Australianos, los Inkas, los Mayas… todas estas y muchas mas tradiciones antiguas hablaban en sus sabias y ancestrales enseñanzas del poder de re-escribir la historia de nuestras vidas.

Enseñanzas celosamente guardadas en sus relativas tradiciones ya que eran perseguidos y ejecutados porque los conquistadores y la Iglesia Católica consideraban su sabiduría amenazante y peligrosa.

Hoy en día,  eso ha cambiado. Vivimos en un despertar en donde toda esa sabiduría es accesible a todos, e incluso hay científicos que nos están explicando desde su rigor mucho de aquello que se consideraba “fuera de este mundo” a través de sus nuevos descubrimientos, de física cuántica entre otros.

Los cuidadores de esta sabiduría nos enseñan el poder que tienen nuestros sueños, y cómo manifestarlos en nuestra realidad. Ellos sabían desde hace tiempo que somos parte infinita en la Energía Universal, que nos conecta a cada uno, con toda criatura viviente, con cada estrella, con cada árbol, y cada roca, con todas las cosas en este danzar cósmico.

“El poder de soñar es el poder de participar en la creación. Soñar nuestra realidad no es sólo una habilidad innata en nosotros, sino un “deber”, uno que todos los humanos hemos de realizar con gracia, para que nuestros nietos hereden un mundo donde puedan vivir en paz y abundancia.”……”Cuando practicas ser fiel a tu palabra, lo que dices le afirma al Universo que cuenta contigo”  ─Alberto Villoldo, Ph.D.

Alberto Villoldo, que ha estudiado con chamanes en los Andes y en Amazonas estas tradiciones antiguas, aprendió de los cuidadores de la tierra que sólo podemos acceder al poder de esta “fuerza” elevando nuestro nivel de consciencia. Al hacerlo nos volvemos conscientes de cómo formamos parte de algo mucho mas grande que nosotros. Como una gota en el océano.

Es solo cuando experimentamos nuestra conexión con el infinito, dice, que somos capaces de soñar poderosamente. Y que precisamente es cuando estamos viviendo desde un sentido de separación, cuando vivimos con sufrimiento y bloqueos.

Para terminar con ese sufrimiento los sabios de las antiguas tradiciones nos invitan a reclamar nuestro poder para soñar nuestra realidad. Has de comprender e integrar muy bien en tu ser, más allá de la mera información intelectual, el reconocimiento de este poder dentro de ti, experimentarlo en cada célula de tu cuerpo. Para no quedarte atrás en tu experiencia y acceder a toda la belleza y grandeza que eres capaz de crear. Con esta comprensión dejamos de sentirnos desconectados, separados y nos damos cuenta que podemos compartir la experiencia infinita aquí y ahora.

En ese estado infinito, de infinitas posibilidades, te das cuenta que tu vida se desarrolla con perfecta sincronicidad. Los problemas dejan de abrumarte y ya no serán quienes definan tu vida. Porque sabrás que siempre puedes elegir aprender de ellos y crear algo nuevo para ti. Al soñarlo desde tu Poder Personal.

” El Sueño que estás viviendo es tu Creación. Es tu percepción de la realidad que puedes cambiar en cualquier momento. Tienes el poder de crear el infierno, y tienes el poder de crear el cielo. ¿Por qué no crear un Sueño Diferente? ¿Por qué no crear con tu mente, tu imaginación y tus emociones para soñar el cielo?”  ─Miguel Angel Ruiz

Hoy me ha llegado esta información para compartir contigo, y se relaciona directamente con el webinario creado para ti: “Creando Abundancia en 2017“. Es otra maravillosa sincronía que me llega justo cuando me proponía escribirte para ofrecértelo. Pues la intención de este Taller On Line ha sido precisamente la de elevar nuestro nivel de consciencia y vivir así en las Posibilidades Infinitas.

Y es que todo fluye a las mil maravillas cuando estamos en ese espacio.

creando2017Lee toda la información de este Webinario y Recíbelo ahora en tu bandeja de Correo, en formato Video y Audio, en este enlace.

Es hora de experimentar tu sueños utilizando todo tu poder  interior.  🙂

Con Amor,
Montse Kamala

¡Comparte esto con tus amigos!