Being One (Ser Uno) ha sido un evento muy sonado aquí en España.  Se preveía como el evento mas importante que se hacía en Europa en  el campo del Desarrollo Personal. Con la participación de 16 autores  de renombre. Puedes ver quiénes en este enlace a Being One .

 Lo que iba a ser un delicioso y grandioso evento inolvidable, se  convirtió en un fiasco, una pesadilla para muchos, y milagroso para  otros. Eso sí, para todos se cumplió la expectativa de inolvidable,  aunque no necesariamente en el sentido esperado.

 No he estado muy al tanto de lo que ha sucedido después del evento,  es más, casi se me pasa el hablaros de mi experiencia, y es que la  vida, cuando es vivida intensamente en el presente, el pasado, una vez  integrado, “se te pasa” (valga la redundancia).

Pero he recibido varios mensajes vuestros recordándome que estáis a la espera de mi visión de lo sucedido, así que pido disculpas por el retraso y aquí viene. Lo cierto es que se le puede sacar mucho jugo a lo que sucedió, como una gran metáfora de la vida. y bien vale la alegría compartirlo.

El caso es que nada fue como habíamos esperado. Nosotros habíamos reservado hotel muy cerca del Arena, para no desgastarnos en los viajes de ida y vuelta de un evento tan largo e intensivo. Y la primera sorpresa vino la noche antes de coger mi vuelo, dos días antes del evento.

Ya no iba a ser en el Arena sino en una plaza de toros en Leganés, a una hora en transportes públicos de donde habíamos cuidadosamente elegido nuestro hotel. Me quedé pasmada, pues no daban mayores explicaciones, así que las pedí, y me dijeron que habían tenido problemas de última hora en las condiciones, sin llegar a un acuerdo con el Arena.

Acepté lo sucedido pues imaginaba lo difícil que era organizar un evento así para tanta gente, y procuré ponerme en su lugar. Claro que no esperaba que sería la primera de muchas:

1.-Primer día estuvimos dos horas en la cola en la calle antes de que nos dejaran entrar.

2.- El recinto era frío e incómodo. Falló el sonido, no se entendía nada y no comenzaron hasta la tarde. Ahí mucha gente ya comenzó a perder los nervios. Pues no se entendía lo que decían los ponentes ni la presentadora. Yo por mi parte en seguida bajé de las gradas para sentarme en el suelo, donde al menos podía escuchar lo que decían.
Curiosamente Sergi Torres, dejó caer en su ponencia, lo que yo había procesado al tomar esa decisión.

Parafraseando, sería algo así como

“Estás aquí, las cosas son como son, si tu puedes hacer algo para cambiar tu experiencia, hazlo!!”

Yo, como muchos, preferimos bajar y sentarnos en el suelo para escuchar bien, que seguir gritando y quejándonos de que el sonido era nefasto (ya lo sabían!!) y seguir enfadándonos por momentos.

Una buena pregunta para hacerse siempre, en cualquier área de tu vida, es:
“¿QUÉ PUEDO HACER YO AHORA PARA MEJORAR MI EXPERIENCIA?

3.- Después del descanso para comer, tuvimos que repetir la cola en la calle, esta vez bajo la lluvia, pues el acceso se hacía una eternidad, parecía que estábamos en el aeropuerto de entrada a EEUU con las medidas de seguridad. Así que logré mi sueño de escuchar y conocer a Gregg Braden, con frío en los huesos por la humedad que aún tenía mi ropa de la lluvia, lo que no le quitó ni un ápice de emoción!! 😀

4.- Ningún día hubo equipo de traducción simultánea, como habían prometido, sino que fueron voluntarios de la organización y de entre los asistentes que tradujeron a los ponentes. Aquí me incluyo, pues tuve el honor y la buena fortuna de poder traducir a una de mis favoritas, Anita Moorjani. Las más de dos horas que pasé con ella fueron uno de mis milagros ese fin de semana.

5.- El segundo día, 3 horas en la cola, y sin ver a nadie de la organización, puertas cerradas a cal y canto. Después de 3 horas alguien comentó que la página web había desparecido, otros que el evento se había cancelado sin más. Y nadie para dar explicaciones.

Todos sorprendidos, muchos cabreados, pero allí seguíamos casi todos… como esperando que sucediera un milagro.

Y he de decir que ahí ya empezaba a mostrarse lo extraordinario de la situación, pues a pesar de que algunas personas empezaron a marcharse, no sin pedir antes hojas de reclamaciones que no existían, y de vez en cuando se escuchaba algún grito de “Fraude”… en general la mayoría, como yo, manteníamos la calma y la expectación, todavía con el foco en disfrutar del evento, a pesar de lo casi obvio, el evento se cancelaba sin nadie de la organización presente para dar la cara y las explicaciones oportunas.

Y el milagro sucedió, un voluntario calmaba los ánimos, entre varios improvisaron un taburete para Robin Sharma, el primer ponente que comenzó a hablar a todas las personas en la calle (todas las que tenían que estar cómodamente escuchando su ponencia dentro, algunos habían pagado hasta 1000€ para estar allí.

Luego un gran grupo se sentó alrededor del taburete, y una mujer de entre los asistentes comenzó a cantar unos mantras, equilibrando la vibración y la energía. Algunas personas comenzaron a meditar en medio de aquel tumulto, y a enviar amor.

A ese taburete improvisado le siguieron Alex Rovira, otro ponente, José Ruiz y Miguel Ruiz Jr. (Los hijos de Miguel Ruiz), la presentadora oficial Alicia Sanchez,… que fueron a esa plaza improvisada para solidarizarse con todos. Todos ellos hablaban palabras de ánimo y solidaridad, pues ellos tampoco entendían nada. Los ponentes no habían sido recogidos en el aeropuerto ni informados de nada en absoluto.

Hacían énfasis en frases como que se puede elegir: Ser Víctima o Ser Líder de lo que te sucede. Y ahí es donde yo estaba maravillada porque efectivamente veía muchas personas sintiéndose víctimas en lugar de líderes, en lugar de elegir la experiencia mejor posible para ellos dadas las circunstancias.

Por supuesto que no excuso la terrible organización, pero una vez las cosas son como son, uno puede dejarse fluir, sin perder la calma, curioso ante lo que la vida tiene para ofrecerle.

Allí estábamos de 3 a 4000 personas de intereses comunes que aquel evento había reunido, y allí estaban también todos los ponentes, muchos llegados de Los Angeles, otros de Barcelona, con ganas de compartir con toda esa audiencia. Algo bueno podía salir de allí a pesar de todo, no?

Sin embargo muchas personas se fueron enfadadas, insultando a la organización y preparando el plan de acción judicial para defender sus intereses, lo cual comprendo perfectamente!! Estaban en su pleno derecho, es el enfado y la bilis que estaban segregando lo que hubieran podido evitar, aún reclamando.

¿Y qué sucedió para los que nos quedamos? Lo que yo llamaría un milagro.
Apareció finalmente un Antonio Moll (el fundador, gestor y organizador del evento) lloroso, avergonzado y hecho un manojo de nervios desde lo alto de un balcón de la plaza de toros, con explicaciones vacías donde seguía sin asumir la responsabilidad (“no me queda dinero” “Mi equipo está agotado…)

Lo que sin duda era cierto, doy fé gracias a que conocía a algunos de los voluntarios, entre ellos Sara, una maravillosa mujer que pertenece al Circulo de Al Calor de la Diosa, y que allí nos pudimos conocer personalmente. Pero sin duda no era la causa del desastre, y Antonio seguía sin pedir disculpas ni asumir su responsabilidad.

Yo veía a un niño grande, mientras recordaba la frase de Alex Rovira, que era algo así como:
“Para organizar cualquier evento, cualquier cosa en la vida en realidad, necesitamos ponerle Corazón con uno pies bien anclados sobre la Tierra”

Efectivamente Antonio se había lanzado a lo grande, con mucho corazón, pero con pocos pies sobre la tierra, lo que había llevado al desastre.

La solución que proponían a todos los que escuchábamos boquiabiertos es que cada uno de los presentes hiciéramos donativos para poder pagar a los proveedores (Seguridad, Sonido, etc…)… Claro, muchos aumentaron su enfado.

“Con todo lo que he pagado, aún voy a pagar más y arreglar tu problema?”

Pero lo cierto es que el problema ya era de todos, y al margen de lo que tuviera que enfrentar Antonio Moll como responsable del Evento, después del mismo, ahí se presentaba una verdadera oportunidad de encarnar el BEING ONE. ( SER UNO)

SOMOS UNO fue un mantra que cantamos mucho ante las puertas cerradas durante la espera por cierto.

Así que finalmente, y voluntariamente, los presentes hicimos donativos para que se pudiera realizar el evento. Se que muchas personas generosas entre los asistentes hicieron transferencias de sumas importantes, logrando el milagro, las puertas se abrieron, y el evento continuó su curso el resto de ese día y al día siguiente.

Los asistentes fuimos los que salvamos el evento, literalmente.

Antonio Moll pudo cumplir su sueño de ver terminado el evento y de entrevistar a Neale Donald Walsch, y por cierto finalmente sí que pidió disculpas, aceptando todos sus errores.

No dejó de sorprenderme que anunció con entusiasmo que se repetiría el año próximo en Milán. ¿Estaba planeando repetir en Milán en lugar de resolver todos los problemas ocasionados en Madrid? No me entretuve mucho en la respuesta. Al fin y al cabo esa parte no me corresponde.

Hubo infinidad de situaciones más, y de detalles más, pero sería este un post interminable.

Me quedo con todo lo bueno que he aprendido:

1.- No te aferres a tus expectativas, puede que lo que vaya a suceder no sea como lo imaginas.
2.- Si fluyes pueden que sea mejor! (
A mi no se me quitaba de mi cabeza a pesar de las aparentes circunstancias… “Lo mejor está por venir”.)
3.- Cuando las cosas no suceden todo lo bien que esperamos, uno puede elegir cómo vivir la experiencia: desde el Miedo (la queja, la rabia, el rencor y el victimismo); o desde el Amor (como un líder, experimentándolo lo mejor posible, con el corazón abierto a lo que sucede, a las nuevas posibilidades que se abren, y abierto a los milagros.)

4.-En mi caso fue un gozo conocer en persona a mujeres que participan en Al Calor de la Diosa y el Club de Tapping para el Éxito. ¡Qué alegría!…. reencontrarme con clientes de sesiones individuales, y con alumnos y alumnas de cursos EFT Tapping que he dado por toda la geografía española… qué maravilla verles de nuevo, y saber de sus vidas.

5.-También me sentí afortunada por haber podido conocer personalmente, y poder agradecer el impacto que habían tenido en mi vida,´a varios de los ponentes. (Algo que no hubiera sido posible si todo hubiera sido “normal”)

6.-Sin palabras ante mi milagro personal de pasar mas de dos horas con Anita Moorjani como su traductora, y compartir como tal escenario con ella y Emmanuel Dagher.

El presentador espontáneo que hubo desde el segundo día en el Evento, pues la presentadora oficial había elegido no seguir participando, confesó al final que había cumplido su gran sueño de ser presentador ante tanta audiencia (Y lo hizo fenomenal!!!)…

Me pregunto cuantas historias, sueños cumplidos y actos de amor más se sucederían entre las 3000 personas presentes durante el fin de semana.

7.- No juzgar la experiencia ni las decisiones de nadie. Todos lo hacemos lo mejor que sabemos y podemos. Aceptar aquello que no podemos entender, aprender de lo que sí hemos captado, ser compasivos con quienes han causado el daño…
Esto incluye que no juzgo para nada a quienes se enfadaron, se fueron y están peleando ahora judicialmente.

Entiendo perfectamente que están en su derecho, que cada experiencia vivida es perfecta para cada uno, en nuestro proceso de aprendizaje porque es lo que hemos vivido. Si no tuviéramos que vivirlo, no estaría sucediendo.

Cada uno elige lo que le da paz y seguridad en cada momento.

Yo personalmente me di por satisfecha y decidí no reclamar. Igualmente no excusa a la organización su responsabilidad ante todos aquellos que hayan elegido reclamar, pues efectivamente nada fue como habían prometido.

Seguramente muchos de los que se mostraron compasivos, y le perdonaron, también ejercieron su derecho a pedir responsabilidades. Una cosa no excluye la otra. Eso era también una elección, legítima para quien así lo decidía.

8.-Me quedo con la entrega, la valentía, el entusiasmo y la generosidad de los voluntarios (en la foto abajo) que fueron el gran espíritu del Evento, sin ellos nada habría sido posible.


9.-Me quedo con la transformación que se dio entre los que nos quedamos en la plaza ante las puertas cerradas de un evento cancelado sin explicaciones. Abrazos, Emoción, Calma… Amor.

10.-Me quedo con el ejemplo de todos los ponentes que vinieron y compartieron su solidaridad y sabiduría, así como su compasión por la organización. Siendo ejemplo de cómo vivir desde el Amor.

11.-Me quedo con todas las personas maravillosas que conocí y con las que me reencontré. En lo que terminó siendo una gran fiesta de amor y emoción.

12.- Por supuesto me quedo con todos los asistentes, como unidad, que juntos co-creamos esta experiencia. Ya no solo por reabrir el evento con los donativos. Sino TODA la experiencia. Todos somos espejos, todos somos uno. Uno también con Antonio Moll. Haciéndolo lo mejor posible.

La parte de nosotros que se enfada es la parte que sigue enfadada con nosotros mismos, la que juzga, es la que se sigue juzgando a sí misma. La que perdona, es porque ya se ha podido perdonar a si misma. La que es compasiva, ya es amable y compasiva consigo misma.

Como cada experiencia de vida, aquí también todos hemos tenido una oportunidad de auto-conocernos, de expandir nuestra consciencia, de tomar responsabilidad de lo que sentimos, de lo que elegimos para nosotros. Aquí también pudimos elegir entre la luz y la oscuridad, entre el amor y el miedo.

Aquí también tuvimos todos la oportunidad de sentirnos afortunados, de sentir gratitud, y de sentir la abundancia de la vida que disfrutamos en todo momento.

Con la diferencia que compartido con 3000 o 4000 personas, todo se pone más de manifiesto, la energía y la vibración se magnifican.

Por ello, doy gracias por haber podido vivir esta magnífica experiencia. Y te doy gracias a ti por querer ser partícipe de la misma, al leer mi opinión personal. Que es sólo eso, un punto de vista entre 4000 de todos los presentes. Todos valiosos, todos significativos.

Al final todo se reduce a:

¿Qué eliges tú para ti?
¿Qué eliges sentir?
¿Qué eliges creer?
¿Qué eliges hacer?
¿Qué eliges TÚ experimentar?

Eso es lo importante.

MILLONES DE GRACIAS. Y por favor, déjame abajo en comentarios tu opinión personal. Lo que siempre enriquece este blog, y que siempre celebro!!

Con Amor,
Montse Kamala

 

¡Comparte esto con tus amigos!